Como casi cualquier mujer, ella estaba feliz por su embarazo, pero dio a luz en el baño y no precisamente a un bebé

Image
Fuente

WOW te cuenta la historia de esta mujer que parece sacada de la ficción, quedó embarazada pero al cabo de unos meses se enteró de que algo alarmante vivía en sus entrañas. 

La noticia de su futuro bebé les alegró la vida

Image
Fuente

Lauren Knowles, de Aberdeen, Escocia quedó embarazada a los 27 años, su esposo su hijo mayor y ella estaban fascinados con la novedad, disfrutaron de este estado durante 7 meses pero al cumplir ese tiempo su cuerpo empezó a cubrirse de manchas, acudió al médico y se enteró de una terrible noticia.

En realidad sufría un embarazo molar

Image
Fuente

En realidad su estado no era cualquiera, estaba experimentando un embarazo molar, también conocido como deriva de la vejiga, un embarazo sin éxito que causa un crecimiento anormal del tejido placentario en el útero de la mujer. 

Ocurre cuando una célula fertilizada parece defectuosa, lo que resulta en la formación de una placenta con un feto que no se desarrolla por la falta de los cromosomas necesarios; o viceversa, el feto tiene demasiado cromosoma, por lo que comienza a desarrollarse incorrectamente y no puede sobrevivir.

Pero su extraño estado no fue lo peor

Image
Fuente

Lauren le detectaron células cancerosas alrededor del feto, tenía cáncer de placenta. 

Al descubrir esto, a pesar de que se eliminó el tejido canceroso, el tumor continuó creciendo a un ritmo alarmante y entonces tuvo que someterse a un tratamiento de quimioterapia que le hizo perder su cabello. 

"El tumor creció en mi estómago como un niño, mi cuerpo reprodujo las mismas hormonas y todas mis pruebas de embarazo siempre fueron positivas", comenta Lauren.

Image
Fuente

"Fue terrible y un día, cuando estaba balanceando a mi hijo en un columpio en el parque, miré hacia abajo y vi que estaba toda cubierta de sangre. Me llevaron de urgencia al hospital, donde me sometieron a 6 ciclos de quimioterapia altamente tóxica, por lo que perdí todo el pelo durante una semana", narra.

Después de cinco meses de tratamiento, en abril de 2015, la salud de Lauren comenzó a deteriorarse bruscamente.

Image
Fuente

"Tuve dolores abdominales severos, así que me levanté y fui al hospital. Cuando estaba en el baño, sentía que tenía que sacar algo de mí, y era muy doloroso. Después de mucho dolor, me levanté, miré al inodoro y vi una gran masa oscura allí. Para mí fue un gran alivio, y me di cuenta de que ese era el final. Estaba tan feliz de que el tumor finalmente saliera de mí", cuenta Lauren.

Lauren ya no sería madre a causa de su enfermedad

Image
Fuente

Los médicos dijeron que después de este episodio Lauren no podría concebir un hijo, sin embargo, 3 meses después quedó en embarazo y dio a luz a una bella y sana niña.

Ahora tiene una familia feliz y saludable

Image
Fuente

"Indy (el nombre de la hija) nació 5 semanas antes de lo previsto y tuve que pasar por una cesárea de emergencia. Fue perfecto, perfecto, y no podía creer que tuviera un segundo hijo con el que había soñado, porque no pensé que alguna vez pasará", comenta emocionada.

Hay esperanza

Image
Fuente

"Quiero dar esperanza a la gente y decir que incluso con el peor escenario, lo imposible aún es posible, y al mismo tiempo crear conciencia sobre lo que es un embarazo molar", afirma Lauren. 

Ahora Indie tiene 10 meses y es una niña feliz y saludable.

Image
Fuente