Electrochoques, corriente directamente al cerebro: Imágenes que muestran eso, a lo que muchos le temen

Image
Fuente

Se estima que este procedimiento, vital según algunos, salvaje e ineficaz según otros; es utilizado en cerca de un millón de pacientes en el mundo.

Si bien existe controversia en torno al electrochoque aunque algunos crean que debe ser abolido, continúa siendo usado en muchos países para tratar ciertas enfermedades mentales. El procedimiento ha venido siendo modificado en Europa y Estados Unidos durante décadas de ahí que no sea como era antes.

WOW te cuenta algunos casos de paciente reales que se no ser por estos tratamientos estarían más enfermos o muertos.

Ahora los equipos no generan dolor, te agregamos la historia de la TEC.


John Wattie, recibió la terapia durante 15 años.

Image
Fuente

John Wattie, de 64 años, asegura que el fracaso de su matrimonio y el estrés de su trabajo le generaron la crisis nerviosa que sufrió a fine de los años 90.

"Teníamos una casa linda y un buen estilo de vida, pero todo se estaba desmoronando. Mi depresión empezó a sobrepasarme, perdí el control y me volví violento", recuerda.

Wattie explica que la sensación era muy similar a la de estar dentro de un hoyo, un hoyo del que no podía salir pese a tomar la medicación que se le prescribía y asistir a sesiones de psicoterapia.

Pero ahora, dice, todo cambió gracias a uno de los tratamientos psiquiátricos más difíciles de entender, la terapia electroconvulsiva (TEC).


"Antes de ser sometido a este tratamiento, era un muerto en vida, no me interesaba nada, solo quería desaparecer. Después de la TEC, sentí que tenía opciones y empecé a sentirme mucho mejor". 

En 2013, Wattie permitió a la BBC filmar su tratamiento.

Image
Fuente

Johan

Image
Fuente

Para Jonah, un joven de 17 años con autismo severo, el electrochoque ha sido "un salvavidas", según relata su madre.

Jonah está en este tratamiento desde 2010 para controlar conductas extremadamente violentas, a veces contra él mismo.

 Desde marzo de 2010, Jonah ha venido recibiendo tres tratamientos de electrochoque por mes. "Los comportamiento violentos desaparecieron en un 100%", dijo la madre del adolescente.

"Las investigaciones demuestran que entre el 64% y el 87% de los pacientes con depresión clínica responden a TEC, con índices de respuesta del 95% en el caso de pacientes con psicosis", señala Owais Trimizi, autor de un estudio de 2012 titulado "Terapia electroconvulsiva: cómo las técnicas modernas mejoran los resultados para los pacientes".

Para Jonah, los efectos secundarios han sido mínimos: puede incluso ir al colegio el mismo día que recibe el tratamiento.

Deirdre Oliver

Image
Fuente

Otra expaciente que recibió sus últimas 20 sesiones en 2010, señaló: "Lo peor de todo es que no recuerdo a mis hijos creciendo. No me acuerdo de cuando se graduaron o cuando ganaron sus medallas en deportes. Mis hijos se convirtieron en extraños para mí y nuestra relación se vio muy afectada".

Los estudios señalan que la reacción adversa más prevalente es la pérdida de memoria, aunque muchas investigaciones describen esta consecuencia como temporal. La pérdida de recuerdos personales persiste sólo en unos pocos de cada mil pacientes, aseguró el investigador Jan Otto Ottosson en la publicación Psychiatric Times.

 

Loretta Wilson

Image
Fuente

"He perdido 25 años de mi vida, tengo enormes lagunas en mi memoria. Le dijeron a mi esposo que los efectos serían temporales, pero yo nunca recuperé los recuerdos perdidos", dijo Loretta Wilson, quien recibió terapia de electrochoque desde mediados de los 90 hasta el año 2000 después de que dejó de responder a las drogas psiquiátricas.

"Me llevó siete años después de mi último electrochoque empezar a entender qué había sucedido"

Algunos datos históricos de la terapia 

La idea del electroshock humano proviene de los mataderos de cerdos

Image
Fuente

La idea de utilizar la terapia de electroshock en humanos llegó por primera vez al neurólogo italiano Ugo Cerletti cuando vio a los cerdos ser electrocutados en un matadero. El objetivo era aturdir a los cerdos para facilitar la degollación de sus gargantas antes de cosechar carne.

Las investigaciones del científico junto con otros colegas fueron luego puestas en práctica impactando a las personas con esquizofrenia.


El primer experimento de electroshock humano no fue autorizado

Image
Fuente

Al doctor Cerletti de le olvidó de obtener permiso antes de administrar terapia de electroshock en su primer sujeto de prueba humana en 1938. 

El sujeto era un esquizofrénico, y al recibir su primera sorpresa, proclamó: "Non una seconda! ¡Mortifere! "(" ¡No otra vez! ¡Me matará! ").

Los nazis usaron ECT como un método para exterminar a los discapacitados

Image
Fuente

Otro médico nazi notorio por utilizar la terapia de electrochoque fue Emil Genly. 

Era un médico empleado en los hospitales de eutanasia Gugging y Mauer-Öhling en Austria. 

Hospitales como estos a menudo se llamaban "centros de exterminio", y Gelny fue muy recordado por quitarle la vida a cientos de pacientes discapacitados a través de la "eutanasia" por electroshock.

La TEC temprana se administró sin anestesia

Image
Fuente

Cuando se introdujo por primera vez, la terapia de electroshock se administró sin el uso de anestesia o relajantes musculares. Los pacientes simplemente se acostaban al revés en una cama en una sala de tratamiento con electrodos en la cabeza y un compresor acolchado de doble lengua en la boca.

Las convulsiones violentas de los pacientes fueron extremadamente molestas para otros pacientes que presenciaban la prueba, así como para los médicos y las enfermeras.


Sylvia Plath

Image
Fuente

Sylvia Plath recibió terapia de electroshock después de ser diagnosticada con depresión severa. Su primera sesión le causó insomnio, y el 24 de agosto de 1953, se arrastró a un sótano debajo de su casa para tragar varias pastillas para dormir. Ella fue descubierta dos días más tarde y fue ingresada en una institución psiquiátrica donde se sometió a otra ronda de terapia de electroshock. La segunda sesión pareció efectiva para aliviar su depresión, aunque incluyó un relato de su angustiosa primera experiencia con ECT en su novela The Bell Jar.

Ernest Hemingway

Image
Fuente

Al igual que muchos otros autores, Ernest Hemingway luchó contra la depresión. Se sometió a veinte sesiones de TEC con la esperanza de curarlo, pero la pérdida de memoria acompañada de estos tratamientos fue demasiado grande.

Discutió esto en una carta a su biógrafo que decía:

"¿Qué sentido tiene arruinar mi cabeza y borrar mi memoria, que es mi capital, y ponerme fuera del negocio? Fue una cura brillante, pero perdimos al paciente ".

Algunos creen que la terapia de electroshock que Hemingway experimentó lo llevó a suicidarse, ya que se pegó un tiro a los pocos días de someterse a tratamientos de TEC en una Clínica Mayo en Minnesota.


ECT causa pérdida de memoria

Image
Fuente

El efecto secundario principal de la terapia de electroshock hasta el día de hoy es la pérdida de memoria. En general, las personas experimentan esto en forma de amnesia retrógrada, que es la pérdida de recuerdos inmediatos de pretratamiento, así como recuerdos de la terapia en sí misma. Sin embargo, algunas pérdidas de memoria pueden ser más intensas, lo que dificulta que las personas recuerden eventos de muchas semanas antes o después del tratamiento. Los casos más extremos de pérdida de memoria con ECT incluyen la pérdida completa de recuerdos pasados ​​de manera permanente.

La ECT moderna requiere un voltaje más alto

Image
Fuente

Las prácticas actuales de terapia electroconvulsiva caen en el lado más prudente cuando se trata de administrar descargas al cerebro. Las convulsiones se controlan con relajantes musculares para prevenir huesos rotos. Debido a la tensión muscular reducida del cuerpo, ya no hay muchos signos físicos de electricidad que pasan por el cerebro de un paciente, aparte de los dedos de los pies que tiemblan. Sin embargo, debido al estado relajado del cuerpo en esta condición modificada, ahora son necesarias dosis más altas de electricidad para inducir con éxito las convulsiones.


El concepto psiquiátrico más actualizado de la TEC

Image
Fuente

En Reino Unido hay 4.000 personas que anualmente reciben terapia electroconvulsiva. Wattie es uno de ellos.

"El beneficio de las convulsiones en un paciente que sufre de depresión ha sido demostrado; no se trata de una intuición, es un tratamiento efectivo", afirma el profesor Ian Reid, de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, quien está a cargo del equipo que trata a Wattie.

Durante los 75 años en los que la TEC ha sido utilizada, los científicos han discrepado con respecto a por qué y cómo podría funcionar.

Las teorías más recientes se basan en la idea de la hiperconectividad. Este nuevo concepto psiquiátrico sugiere que algunas partes del cerebro pueden empezar a enviar señales de manera disfuncional, sobrecargando el sistema nervioso y ocasionando afecciones como la depresión o el autismo.

2010 y las innovaciones científicas alrededor de la TEC

Image
Fuente

Las innovaciones en la terapia incluyen el uso de descargas de pulsos ultracortos, el cambio de ubicación de los electrodos (unilateral en vez de a ambos lados de la cabeza) y la experimentación con ondas magnéticas en lugar de corriente eléctrica para producir el choque.

Las sensaciones de los últimos pacientes tratados con TEC

Image
Fuente

"Lo que no entiendo es que la gente que está en contra del electrochoque quiera que lo prohíban. ¿Por qué no ven primero que para algunos de nosotros es la única opción?"

"Por supuesto que no optamos por esta terapia a la ligera. Es como culpar a la quimioterapia por sus efectos secundarios severos cuando la verdad es que la enfermedad que se busca combatir con ella (el cáncer) es mucho, mucho peor".