Prisionero de mi propio cuerpo: 11 personas que pasaron años conscientes, pero sin poder moverse ni hablar

Image
Fuente

Una vez en una situación desesperada, cada persona se comporta de manera diferente. La fuerza de voluntad de los personajes que WOW te va a describir no inspira más que un inmenso respeto.

Son ejemplo de vida.

#1. Tony Nicklinson quería morir, pero la corte no se lo permitió.

Image
Fuente

Tony fue una vez un hombre fuerte y guapo, tenía una amada esposa y dos hijos; parecería que tuviera de todo para vivir una vida larga y feliz. Pero de repente, la familia de Nicklinson conoció lo peor. 

Mientras estaba en un viaje de negocios en Grecia, Tony sufrió un derrame cerebral extenso. No podía hablar ni moverse, controlando solo sus ojos.

En su juventud, Tony era jugador de rugby, pero no perdió su amor por los deportes después de terminar su carrera profesional. Todos los fines de semana saltaba con un paracaídas o esquiaba en una tabla de snowboard. 

Entonces Tony tomó una decisión firme; iba a morir. Pero el camino a la muerte fue bloqueado por la ley. Tony no tenía derecho a exigir a los médicos que dejaran de apoyar su soporte vital y ni sus parientes podían ayudarlo porque podrían haber sido acusados ​​de asesinato. 

La familia de Tony Nicklinson respetó su decisión.

Su esposa fue a la corte para obtener el permiso para la eutanasia que un juez negó. Tony se vio obligado a continuar arrastrando su existencia. 

Con parientes y médicos, Nicklinson se comunicó con una computadora que interpretaba los movimientos de sus alumnos. Llamó a su condición "vil, patética y humillante".

A pesar de la decisión de la corte, Tony no quería retroceder. Él creía que si podía demostrar toda la falta de piedad y la desesperanza de su condición, obtendría el permiso para hacer lo que quisiera con su propia vida. 

En respuesta a la firme negativa del tribunal luego de apelaciones, Nicklinson se negó a comer. Pronto, su cuerpo debilitado por una larga huelga de hambre no pudo hacer frente a la neumonía. Una semana y media después de la siguiente negativa, falleció. 

La triste historia de Tony Nicklinson ha planteado una vez más la pregunta en Gran Bretaña sobre la necesidad de legitimar la eutanasia. 

#2. Johnny Ray se convirtió en un verdadero cyborg.

Image
Fuente

El veterano de la guerra de Vietnam Johnny Ray sufrió un derrame cerebral en 1995, convirtiéndolo en un inválido mudo. No había esperanza de recuperación. 

Pero después de 3 años, un equipo de científicos de la Universidad de Emory implantó en el área de su cerebro, responsable del habla, electrodos miniatura en cápsulas de vidrio. 

La tecnología moderna ha ayudado a Johnny a aprender nuevamente a pronunciar palabras. 

Al cabo de 5 meses logró mantener un diálogo con frases breves.

#3. Elias Musiris respondió "sí" o "no" a través de pensamientos.

Image
Fuente

Algunos pacientes con el síndrome de aislamiento ni siquiera pueden controlar sus músculos oculares, por lo que es increíblemente difícil comunicarse con otras personas. 

Pero Elias Musiris antes del diagnostico mantuvo su casino y fue un hombre de negocios muy exitoso. Cuando de repente, en el 51, se convirtió en una persona completamente paralizada, prisionera de las circunstancias, incapaz incluso de respirar por sí misma.

El Dr. Niels Birbaumer, después de conocer el caso de Elias, decidió ayudarlo. Usó un electroencefalograma, que leía las ondas cerebrales de Musiris. 

Gracias a este dispositivo, el hombre pudo responder "sí" o "no" a las preguntas que se le hicieron. 

Después de una práctica de dos semanas, Elias aprendió a controlar el movimiento de un punto blanco en la pantalla usando sus pensamientos, moviéndolo hacia la derecha, para decir "sí" y hacia la izquierda para el "no".

#4. Julia Tavalaro sonrió después de 6 años pasados ​​en estado vegetativo, luego de escuchar un chiste.

Image
Fuente

En 1966, Julia Tavalaro, de 27 años, sufrió 3 golpes consecutivos. 

Los siguientes 6 años pasó en estado vegetativo, quedando paralizada e incapacitada para hablar. Sin embargo, ella entendió y escuchó todo lo que sucedía a su alrededor. 

Pero sus familiares no podían saberlo. Afortunadamente, un día, un amigo, mientras estaba en la habitación de Julia, contó un chiste. 

Para sorpresa de todos los presentes, Julia sonrió levemente, haciéndoles saber que todavía estaba consciente.

Solo en 1972, comenzó a recuperar gradualmente el control del habla para luego escribir (más precisamente, dictado) un libro de memorias.

#5. Kristin Waddell: sigue con su vida normal a pesar de haber perdido el habla tras un derrame cerebral.

Image
Fuente

Waddell no ha perdido el amor por la vida. En abril de 1997, la estadounidense sufrió un derrame cerebral. Su cuerpo estaba completamente paralizado. Pero Kristin intentó ser positiva y continuó viviendo una vida plena.

Se comunica con los demás mediante el uso de un tablero alfabético. La mujer simplemente mira alternativamente las letras necesarias, formando palabras. 

A pesar del hecho de que Waddell no puede hablar, ella no ha perdido la capacidad de reírse.

Los amigos cercanos la ayudan a comunicarse con sus amigos más lejanos o cibernéticos desde su cuenta de Facebook. 

Waddell dice que cada semana bebe 100 gramos de vodka. Vive la vida al máximo y en paz.

#6. Kate Allat se recuperó por completo del síndrome de aislamiento.

Image
Fuente

El síndrome de aislamiento se considera una enfermedad incurable, pero en casos excepcionales, las personas pueden superarlo.

Cuando Kate Allat tenía 39 años sufrió un derrame cerebral. La hemorragia ocurrió en la región del tallo cerebral, por lo que la mujer quedó completamente paralizada.

Los médicos no le dieron ninguna posibilidad de recuperación, pero Kate siguió creyendo en lo mejor. Después de 11 meses, gracias al apoyo de la familia y la enorme fuerza de voluntad, recuperó la capacidad de hablar y comenzó a moverse nuevamente.

Cuando Kate se recuperó, escribió 3 libros, uno de los cuales fue autobiográfico. 

Decidió dedicar su vida a ayudar a las personas que han sufrido un derrame cerebral.

#7. Tony Kwan continuó pintando graffitis, incluso estando paralizado.

Image
Fuente

Tony Kwan es considerado un pionero del arte callejero. Fue él quien creó el llamado estilo de Los Ángeles.

En 2003, los médicos le dieron a Tony el mismo terrible diagnóstico que a Steven Hawking. La esclerosis lateral amiotrófica que pronto lo dejó completamente paralizado; solo los músculos de los ojos se mantuvieron móviles. 

Sorprendentemente, con el dispositivo EyeWriter desarrollado por el Graffiti Research Laboratory, el hombre continúa creando bellas obras de arte.

EyeWriter es un dispositivo económico que permite a las personas "dibujar" con sus ojos. La persona necesita primero seleccionar el instrumento deseado (para esto es necesario mirar el ícono correspondiente por cuatro segundos); después de eso, puede dibujar cualquier forma, dirigiendo su mirada en una dirección u otra. 

La creación de Tony Kwan se proyecta en las paredes de los edificios.

#8. Stephen Hawking. La historia de un científico sobresaliente.

Image
Fuente

Uno de los científicos más destacados de nuestro tiempo es el sobresaliente físico teórico Stephen Hawking.

En 1963, cuando Stephen tenía 21 años, los médicos le diagnosticaron una enfermedad incurable, esclerosis lateral amiotrófica. 

Según los médicos, no le daban más de dos o tres años de vida. Con cada mes, el cuerpo del científico se debilitaba gradualmente. Pero Hawking desarrolló sus facultades mentales y estudió muchas ciencias.

A principios de los años ochenta, Hawking se quedó sin poder hablar pero él mismo inventó un dispositivo que le permitía seleccionar palabras del diccionario mediante unos pocos clics con su dedo índice (para ese momento aún podía moverlo) que luego se convirtieron al habla humana usando un sintetizador especial.

Pero pronto a Hawking se le paralizaron hasta los dedos. Entonces Stephen comenzó a manejar el dispositivo con la ayuda de los músculos de su mejilla.

Hoy es el científico más famoso e influyente en el campo de la cosmología y la gravedad cuántica. Uno de sus mayores logros fue el desarrollo de la teoría de que los pequeños agujeros negros se "evaporan" lentamente emitiendo energía, llamada la radiación de Hawking.

Stephen se dedica activamente a popularizar y promover la ciencia a las masas. En 1988 publicó su libro "Breve historia del tiempo", que se convirtió en un best-seller. No hay fórmulas complicadas ni cálculos matemáticos en él. Tiene un lenguaje simple y comprensible.

En noviembre de 2014 se lanzó la película "La teoría del todo" sobre la vida del gran científico. La trama de él fue escrita por su esposa.

#9. Jean-Dominique Bobi pudo "escribir" un libro parpadeando con un ojo.

Image
Fuente

Bobby trabajaba como editor de la popular revista francesa Elle. Desafortunadamente, a los 43 años sufrió un derrame cerebral extenso. 

Después de la hemorragia, Bobby pasó tres semanas en coma y cuando volvió en sí, se dio cuenta de que no podía controlar su cuerpo. Sus piernas, manos, tronco e incluso su cara estaban paralizados. No podía comer ni respirar sin ayuda de los médicos.

El única parte de su cuerpo que aún le obedecía era el ojo izquierdo. Pero Bobby decidió no darse por vencido. 

Gracias a una enfermera increíblemente paciente, el hombre logró escribir un libro completo.

La enfermera indicaba lentamente las letras del alfabeto francés a Jean y cuando él parpadeara con su ojo izquierdo significaba que esa era la letra que él elegía.

El libro se llamó "La escafandra y la mariposa". En diciembre de 1997 fue publicado. 

Desafortunadamente, el ex editor de la revista falleció una semana después de la publicación del libro. 

En 2007, Julian Schnabel realizó la película con el mismo nombre. La obra fue presentada en el Festival de Cine de Cannes, donde fue recibida con una gran ovación.

#10. Scott Routley, con estado vegetativo, logró mostrar movimientos cerebrales brillantes.

Image
Fuente

Scott Routley, un canadiense de 39 años que sufrió un accidente de automóvil hace doce años, el cual le ocasionó graves daños cerebrales hasta quedar en estado vegetativo por 10 años.

Sin embargo, el neurocientífico británico Adrian Owen notó que Scott no se encontraba del todo inerte y realizó una serie de investigaciones que demostraron una mente consciente y pensante en el paciente.

"Me impresionó y me sorprendió que Routley pudiera mostrar esas respuestas cognitivas, pues contaba con el cuadro clínico del típico paciente en estado vegetativo y no mostraba movimientos espontáneos que parecieran significativos", comenta el profesor Bryan Young, del Hospital Universitario de Londres, quien fue el neurólogo de Scott durante los 10 años de su hospitalización.

Desde ese momento tanto en Canadá como en el Reino Unido se hacen estudios más exhaustivos a pacientes con aparente "daño cerebral".

#11. Martin Pistorius odiaba la serie de televisión "Barney y sus amigos".

Image
Fuente

El niño sudafricano cayó en coma a sus doce años. Los médicos, desafortunadamente, no pudieron averiguar las razones de lo que sucedió, sin embargo, permaneció 2 años y medio en este estado. Entonces Pistorius recuperó la conciencia, pero perdió la capacidad de hablar y moverse.

Martin fue enviado a una clínica especial para rehabilitación, donde tuvo que mirar día a día el programa de TV Barney cuando lo transmitían en su habitación.

Afortunadamente, después de ocho meses de rehabilitación, Martin gradualmente recuperó el control de los movimientos y comenzó a comunicarse con la gente a través del teclado.

Luego su vida se desarrolló con bastante éxito. Pistorius creció, se casó, e incluso publicó su propio libro llamado "The Ghost Boy". 

En la presentación de su creación, el hombre admitió que odió por 8 meses la serie de televisión "Barney y sus amigos" mientras se la ponían en la tele de la clínica de rehabilitación.